Gobierno entrega reconstrucción de la Autopista La Paz – El Alto

0
191

El presidente Evo Morales entregó este sábado 12 de enero de 2018 la obras de reconstrucción de la Autopista La Paz – El Alto, tras de 2 años y medio de trabajos con modificaciones en el presupuesto y el calendario. 

De acuerdo con el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, el costo de la infraestructura vial fue de 42,8 millones de dólares, financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La nueva autopista tiene seis carriles, tres de bajada y tres de subida, consta de 10,4 kilómetros, en la que se encuentran 13 pasarelas, 890 luminarias y 26 kilómetros de barreras metálicas defensivas, mallas antideslumbrantes y señalización vertical y horizontal.

La empresa encargada de la obra fue la portuguesa Levon. El contrato se firmó en febrero de 2016 y entonces se informó que el costo sería 34 millones de dólares. Las obras comenzaron en junio de 2016 y debían terminar en 24 meses, es decir mediados de 2018, sin embargo, se amplió el plazo y la inversión, que terminó siendo de 42,8 millones de dólares.

“Nos ha tardado y nos ha costado. Hemos tenido demoras, hemos generado incomodidades y queremos pedir disculpas a toda la población, porque un trabajo de esta magnitud con estos valores que les digo necesitaba ser ejecutada con mucha precisión, tomando en cuenta los aspectos técnicos de más alta calidad tecnología de punta para que una obra de calidad sea entregada”, señaló Claros.

A su turno, el presidente Evo Morales señaló que “el 2003, la autopista era campo de batalla. La resistencia del pueblo paceño contra un modelo económico que hizo mucho daño a la economía nacional con las privatizaciones, con saqueo de nuestros recursos”.

“Gracias a la unidad del pueblo integrando toda Bolivia con construcción de caminos, de aeropuertos, con satélite de telecomunicaciones”, añadió.

Las obras en la estructura vial son las primeras que se realizaron en su integridad después de su construcción en la década de 1970, impulsada por el dictador Hugo Banzer Suárez.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here