6 de marzo, un nuevo aniversario de El Alto sin nada que festejar

0
309

Por Teofilo Choque (*)

Permanecer en silencio o decir la verdad:

LAS OBRAS QUE NO SE CONCLUYEN

GOBIERNO NACIONAL: Se espera desde hace años la construcción de obras como:

1. Carretera La Cumbre – Alto Lima, que ha declarado prioridad nacional mediante Ley Nº 2643 de 18 de marzo de 2004, han pasado 14 años y no se construido la mencionada carretera.

2. Av. Periféricas tramos IV y V priorizada mediante Ley Nº 3438 de 16 de julio 2006.

3. Parque Industrial Kallutaqa que es de vital importancia para el desarrollo, y considerando que Santa Cruz cuenta con dos.

4. Campo Ferial El Alto, hace dos años pasó a tuición del gobierno central y hasta ahora no se inicia la obra.

5. No se inicia la construcción del distribuidor de la Ceja Ratuki.

El gobierno nacional entregó módulos educativos y enlosetados de calles condicionado al apoyo político.

GOBIERNO MUNICIPAL, no puede concluir obras iniciadas en gestiones pasadas:

1. Terminal de Buses
2. Palacio Consistorial
3. Hospital Maternológico Lotes y Servicios
4. Hospital Los Andes
5. Planta de Tratamiento de Aguas Residuales
6. 60% obras zonales del POA 2018
7. Pago a las empresas de obras 2017 y 2018.

Entregó algunas obras como: La refacción de la Plaza Germán Busch, una obra iniciada hace cinco años.

A los 34 años de creación de la cuarta sección de la provincia Murillo, no tenemos nada que festejar, mirando los resultados de los últimos años, se constata la década perdida, a los alteños nos quedan dos caminos: La resignación o la rebeldía.

LA OTRA HISTORIA DE EL ALTO

En realidad sólo nos queda un camino, la rebeldía, para decir que estamos dispuestos a no perder ni un año más, de que otra realidad, no sólo es posible, si no necesaria y urgente, unidos, libres, construyamos la ciudad prometida.

El olvido y la postergación de las autoridades y la década perdida, pronto deben pasar al recuerdo, por ahora se debe rendir homenaje a los hombres y mujeres que hicieron posible lo que El Alto es hoy, a los que a pesar de todo construyen empresa, construyen los edificios conocidos como cholets, a los que cosechan éxitos académicos, deportivos, culturales, científicos, empresariales y a los que día a día se despiertan con esperanza de un futuro mejor, felicidades! ¡El Alto de pie, nunca de rodillas!

 (*) Teófilo Choque es analista político y trabaja en la cruzada por un Buen Gobierno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here