Cuando hay escasez de recursos en El Alto, las autoridades políticas tienen prioridades que no son las del pueblo

0
103

Por Teofilo Choque (*)

El gobierno municipal de El Alto no tiene recursos para realizar obras en todas las zonas, no tiene recursos para pagar planillas de obras ejecutadas en las gestiones 2016 y 2017, no tiene recursos para concluir las obras iniciadas por gestiones pasadas: Terminal de buses, palacio consistorial, estadio Cosmos 79, hospital Lotes y Servicios, hospital Los Andes, planta de tratamiento de aguas servidas de Tacachira y otros.

Ante la demanda de obras por parte de la población, la respuesta que dan las autoridades municipales de El Alto es. “No hay presupuesto”, en ese escenario parece recomendable recurrir a créditos.

Los préstamos son necesarios, pero…

Soy partidario de que cuando falta recursos, uno no puede quedarse con los brazos cruzados, debe realizar las siguientes acciones en orden de prioridad: 1. Disminuir los castos corrientes, 2. Realizar gastos de manera eficiente, 3. Recurrir a préstamos, sin embargo, las autoridades municipales a la cabeza de Soledad Chapetón hace al revés.

1. Aumenta el gasto de funcionamiento, presupuesto inicial

– 2015 – 200 millones Bs.
– 2017 – 219 millones Bs.
– 2019 – 240 millones Bs.

2. Realiza gastos innecesarios como los siguientes:

– Fortalecimiento institucional 2018 – 144 millones Bs.
– Fortalecimiento institucional 2019 – 122 millones Bs.

3. Cuando se adquiere créditos, se debe realizar con intereses bajos y a largo plazo y con años de gracia, pero en El Alto se hace lo contrario, se gestiona un crédito comercial de 127 millones de Bs, al 6% anual y a 36 meses.

El monto del crédito, podría ser cubierto con gastos de fortalecimiento, sin necesidad de endeudar a la ciudad. porque con ese crédito, se incrementará el pago a la deuda en 50 millones Bs. anual.

Recurrir a un crédito de la banca privada, es la primera vez que se realiza en la ciudad de El Alto, pero eso puede ser una señal de algo más grave, una señal de quiebra de la administración municipal.

La quiebra de un gobierno es cuando no pueda pagar sus obligaciones, es decir, que sus ingresos no son suficientes para financiar sus obligaciones, de la que nos preocuparemos la próxima semana.

(*) Teófilo Choque es analista político y trabaja en la cruzada por un Buen Gobierno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here